CASA DE LAS PRESENCIAS

Dirección: Carrera 50 # 58 – 58

LA CASA DE LAS PRESENCIAS

 

“Raquelita” De Bedout hija de Horacio de Bedout del Valle, recuerda sus primeros años en una casa grande, ubicada en toda la avenida Palacé, a tres cuadras del Parque Bolívar. La casa era bastante cómoda y contaba con un solar, una palmera en el patio y un baño de inmersión, que a veces era clausurado para evitar accidentes entre los pequeños. A diferencia de este, otros espacios de la casa sirvieron de escenarios para los juegos y risas de las inocentes presencias: Maria Elena, Guillermo, Lia, Amparo, Mario, Mauricio, Clara Ines, Angela Maria y Horacio, hijos de  Horacio de Bedout y Raquel Moreno.

Horacio era accionista de varias compañías y vicepresidente de la Editorial de Bedout, compañía familiar que tenía junto a su hermano Felix de Bedout. Raquel era una mujer de carácter fuerte, amaba profundamente a sus hijos y realizaba labores filantrópicas en beneficio de campesinos desplazados y víctimas de la violencia bipartidista. Su obra más importante fue la de Fundación Almuerzo Navideño, hoy conocida como la Fundación de la Atención a la Niñez (F.A.N) que creó junto con otras señoras del gabinete municipal y algunas damas de la alta sociedad.

La fundación comenzó labores en el barrio Villa del Socorro, ubicado en el extremo nororiental de la ciudad a principios de 1.960, después del proyecto “Casitas de la Providencia”, obra que buscaba trasladar a familias migrantes que vivian en tugurios localizados en la Alpujarra, La Iguaná (Otrabanda), El Bosque de la Independencia, terrenos aledaños a la Biblioteca Pública Piloto y el Cementerio Universal.

Para 1.975 la familia De Bedout vende su casa y se trasladan a vivir a otra, en la avenida La Playa. Con su partida, la casa queda impregnada de una magia especial, que atraería otras presencias bajo la Fundación Heiniger (Suiza) y más tarde con la Corporación Los Tíos Suizos, para posteriormente convertirse en Presencia Colombo Suiza. Ambas fundaciones, se centraron en la atención de niños, jóvenes y madres que necesitan ser acogidos con valores familiares.

Además de las presencias, la casa pasó por varias pieles y formas, adaptándose a las circunstancias y programas que cada fundación ofrecia. En Heiniger, fue predominante un baldosín color amarillo que cubría pocetas y gran parte de las paredes de la casa como laboratorio dental. En Presencia Colombo Suiza, los patios se iluminan y la casa se llena de un resplandor cálido. Aparecen paredes y techos falsos, las piedras al interior se desnudan como testigos del paso del tiempo, regresa el color original a puertas y ventanas, y desaparece el baño de inmersión para dar paso a los habituales baños para damas.

La casa se mueve entonces al ritmo de las voces que llegan, es fuerte, activa, con una vocación social definida que se va  revelando a través de restaurantes escolares, jardín Buen Comienzo para madres trabajadoras del Centro, atención a madres primerizas y otras actividades lúdicas de formación y pedagogía para la familias localizadas en los asentamientos de la quebrada la Iguaná; labor que reanuda veintitrés años después las obras que un día Raquel Moreno De Bedout emprendió. 

Más tarde aparecen “Las Voluntarias”, mujeres mayores de edad, egresadas del Colegio María Auxiliadora que apoyan  labores comunitarias y motivan a otros a que se integren, haciendo de la casa un lugar vivo y de puertas abiertas. Norelia la empleada más antigua de Presencia, siente la casa como si fuera suya y habla de ella en tiempo presente, aunque ya no está laborando allí, usa expresiones como “en Presencia”, “mis compañeros”, “todo es mío por todos los días”, “mi casa”. Añade además que, el slogan de Presencia es muy bonito y es lo que ha hecho tan especial a ese lugar: “Existir para alguien hace la diferencia”. 

Para Carlos Baena actual director general de la fundación, la casa representa un cariño verdadero que no se compra ni se vende, el cual está lleno de historias que han marcado su vida y la de muchos que han pasado por allí.

Otras presencias también convergen en la casa, es el caso del “niño”, llamado así entre los empleados, quienes lo sienten como una corriente fría que necesita llamar la atención de los presentes. El “niño” se ha manifestado con algunos espejos rotos, puertas que se cierran, personas que pasan y se desvanecen al subir las escaleras que van al segundo piso; lo cual puede ser una metáfora de que la casa tiene alma, y presencia de niño que necesita de amor y cuidado para crecer.

Alannath Ocampo M.

Bibliografía

  • López Roldán, Kelly Johanna (2016). Educar para habitar, Migración, urbanización e historia social en Medellín. Fundación Casitas de la Providencia, 1960-1970. Tesis de grado sociología, Universidad de Antioquia.
  • Sanchez Tisoy, Sandra Patricia (2008). Balance institucional desde la perspectiva del sistema de información Fundación Almuerzo Navideño (F.A.N.), Tesis/Informe de práctica, Universidad de Antioquia.
  • Mosquera Palacio, Carlos Mario. Historias de Mi barrio: Villa del Socorro, páginas 33. 34, 35.
  • Entrevistas realizadas a Norelia, Carlos Baena, Cristian Torres Alvarez  y Raquel De Bedout (2019).
  • Recueperado de Presencia Colombo Suiza:                 https://www.presencia.org.co/index.php/home/nosotros

Picture

8 de julio de 1.928 Matrimonio de Raquel Moreno Aristizabal y el señor Horacio De Bedout
del Valle. El señor Francisco Luis Moreno y su esposa, Ana Julia Mercedes Aristizabal
(Padres de Raquel Moreno A) obsequian a los recién casados la casa como regalo de
bodas

1928

Picture

Residen en la casa la Familia De Bedout Moreno, conformada por Horacio De Bedout del
Valle y Raquel Moreno Aristizabal, quienes tuvieron como hijos Maria Elena, Guillermo, Lia,
Amparo, Mario, Mauricio, Clara Ines, Angela Maria, Horacio y Raquel 2 .
El señor Horacio hermano de Félix de Bedout Moreno, con quien montó la editorial de
Debout, manejaba las relaciones publicas y negocios de la editorial, además ocupó durante
muchos años la vicepresidencia, que inició como 1.914 como una miscelánea de tarjetas
llamada la “Tipografía” en la que se hacían exportaciones a Estados Unidos.

1927-1944.

Picture

En las Memorias de Ricardo Olano, tomo 1, pag 301 se lee: “Calle de Cuba. Va de la
carrera Bolívar a la de Mon y Velarde. Fue asfaltada en 1.932. Desde 1.929 o 30 se
estableció en ella un servicio de Tranvía de troley sin rieles.

1929

Picture

La casa es vendida a Juan de la Cruz Posada González y su esposa Isabel Greiffenstein Uribe, Juan era hijo del famoso empresario Juan de la Cruz Posada Restrepo. Los Posada Greiffenstein, tuvieron como hijos a María Adelaida, Jorge Alberto, Sergio, Rodrigo y Jaime Posada Arango.

30 de agosto de 1944.

Picture

Se inicia la construcción de la Cra. La Unión y la Avenida Jorge Eliécer Gaitán conocida como la Av. oriental, este hecho fragmentó la articulación que tenía Prado con el centro histórico. Esta obra fue idea de los extranjeros José Luis Sea y Paul Lester Wiesner, quienes prepararon estudios urbanísticos en toda la ciudad y para este fin, se demolió aproximadamente más de 600 construcciones para valorización y mejor sistema vial

1973

Picture

El titular de la casa cambia por sucesión a la señora Isabel Greiffenstein de Posada.

12 de Octubre de 1975.

Picture

Isabel Greiffenstein de Posada vende la casa a Sara Tobar de Donado.

01 Diciembre de 1.976.

Picture

Sara Tobar de Donado vende la casa a Betty Heiniger Schmid. Ese mismo año la casa entra en hipoteca.

12 de Febrero de 1.979

Picture

El 13 de Febrero de 1.980 Betty Heiniger Schmid cancela la hipoteca y monta La Fundación Heiniger en el 1.982, posterior a ello, se realizan modificaciones continuas para talleres de laboratorio dental, la casa es enchapada con baldosín amarillo tipo azulejo para temas de higiene, también se pone pocetas para lavados y se hacen divisiones en los cuartos con madera. Betty Heiniger Schmid dona la casa a la Fundación Heiniger ese mismo año y luego la casa Regresa a ser propiedad de Betty

1.980 – 1.990

Picture

Los Tíos Suizos se instalan en la casa, luego se formaliza la adquisición de la casa a Corporación Colombo Suiza para la Infancia y La Juventud (nuevo nombre de la Fundación los Tíos Suizos). Al ser Betty Heiniger Schmid de procedencia suiza al igual que los nuevos compradores, los términos fueron de donación y compraventa.

1.991

Picture

La Corporación Colombo Suiza Para La Infancia y La Juventud, realizaron varios cambios como: clausurar el baño de inmersión, el cual fue convertido en servicios sanitarios para damas, se retiró algunas pocetas con baldosines amarillos, se modificaron los cuartos que fueron empleados para oficinas y para el trabajo de las voluntarias, se retiró el papel de colgadura que no era original de la casa, se quitó el cielo raso alemán importado que estaba oxidado y que estaba filtrando el agua, se cambió las baldosas del piso por el mismo estilo mosaico pero con colores más suaves.

1992

Picture

Se hicieron reformas para recuperar la luz natural que entraba por el patio principal, para ello, se quitaron las vigas del techo y se recuperó la fuente que propietario anteriores habían construido en la casa.

1995

Picture

la Fundación quien se había convertido en Fundación Presencia Colombo Suiza, recibió contratos de comedores sociales, adicionalmente, este mismo año se recibió el programa del jardín infantil “Buen Comienzo” que estuvo durante tres años aproximadamente, luego de eso la casa se convirtió en bodega y empieza su deterioro de manera acelerada.

2010- 2014

Picture

La casa es declarada bien de interés cultural (BIC). artículo 7, ley 1185 2008.

2013

Picture

La casa sirvió de bodega durante este lapso de tiempo. El deterioro del inmueble se hizo más notable. En esta época se pone en venta el inmueble, pero las bajas ofertas hicieron declinar la propuesta de venta.

2014- 2016

Picture

En este año la junta directiva en pleno de la Fundación Presencia Colombo Suiza debe tomar una determinación; vender la casa así sea a precio bajo o restaurarla. Se decide entonces restaurarla tanto para la fundación, así como para la ciudad.

2016

Picture

Se construyó un segundo piso con materiales nuevos en metal y se destacó la piedra original de la casa como elemento de decoración. La casa tenía 440 metros cuadros cuadros, 10.5 metros de frente por 40 metros de largo, con la construcción del segundo piso quedó con 600 metros cuadrados, los primeros 20 metros se conservaron, la fachada también, se mejoró el estado de la casa ya que los muros fueron hechos en tapia y raíz de esto se tuvieron que restaurar con varios métodos de construcción. En el techo se usó madera y tablilla y a las puertas y ventanas se le hizo mantenimiento general en un taller especial de mantenimiento en puertas antiguas.

2017

Picture

Se inaugura la casa restaura y desde entonces en una sede la Fundación Presencia Colombo Suiza.

2018

Picture

Se comienza la recuperación de fachadas de la casas ubicadas en Palacé, aceras y antejardines por parte de Departamento Administrativo de Planeación, Agencia App y fundación Pintuco.

2019

Impactos: 66

PLATAFORMA CÉNTRICO